Vuelta al cole marcada por la normalidad y por las ganas de volver a la rutina

Miles de familias de la provincia de Huesca han vivido a primera hora de este lunes la vuelta al cole para sus hijos, algo más de 18.100. De ellos, 5.534 han empezado Educación Infantil y 12.604 Educación Primaria. Los niños y niñas de 3 años, que han comenzado su vida escolar en 1º de Educación Infantil han sido 1.730, lo que supone 135 menos que el curso pasado. La normalidad ha sido la tónica general de esta jornada, a pesar de que las becas de comedor se entregaron ayer lunes, y todavía había muchos padres que no sabían si sus hijos podían quedarse a comer o no.

Coloridas mochilas, bolsas de libros, caras de sueño, los más pequeños de tres años, con mimos, en brazos de sus padres y nervios de última hora eran la tónica general de esta mañana, minutos antes de las 9, cuando volvían a abrir sus puertas los colegios. Generalmente han llegado acompañados de sus padres, y en algún caso con sus abuelos. Unos y otros asistían a este regreso apenados pero también aliviados por volver a la rutina tras un largo verano.

Los niños y niñas también se mostraban indecisos. Tenían ganas de volver al cole por ver a amigos o por estudiar algunas asignaturas, pero acabar con el verano también les da pereza. Los más pequeños, de 1º de infantil, van iniciando su vida escolar, estos días, de forma paulatina. Unas pocas horas cada día, hasta que la adaptación sea total.

Los profesores distribuían por aulas a sus alumnos, daban la bienvenida a los nuevos, se preocupaban por el transporte escolar o por el comedor. Pero antes de ello, los equipos directivos y los profesores han trabajado estos días intensamente para que todo estuviese preparado en este regreso a las aulas, organizando grupos, aulas y horarios, para que hoy se pudiese comenzar ya todo sin dilación.

Los colegios concertados de Huesca fueron, junto con el Pedro J. Rubio, los que recibieron un mayor número de solicitudes, y los cuatro tuvieron que realizar sorteo para confirmar sus alumnos. La mañana de este martes también contaba con largas filas de alumnos en sus recreos, dispuestos para entrar en clase.

En el resto de localidades de la provincia, la normalidad también ha sido la tónica general. En este nuevo curso, el Departamento de Educación incide en su apuesta por la construcción de infraestructuras. Hoy ha comenzado la actividad en el nuevo colegio Katia Acín de Binéfar, y se mantienen en la provincia, en el medio rural, un total de 11 aulas con entre cuatro y seis alumnos: con 6 en Villanueva de Sijena, Estopiñán, LasPaúles, Laluenga, Saravillo, Montesusín y Senegüé; con 5 en Azanuy y Sesa; y con 4 Chalamera y Paúles de Sarsa.

El programa bilingüe BRIT Aragón sigue implantándose en la provincia. Este curso son 25 nuevos centros los que van a contar con este modelo. La mitad de los colegios de Aragón en estos momentos ya son bilingües, con la importancia de la formación del profesorado en idiomas.

Los alumnos aragoneses de Primaria y ESO estrenan el sistema de banco de libros centralizado por el Gobierno de Aragón que pone en marcha este curso el Departamento de Educación y que va a permitir que las familias obtengan los lotes de libros por una cuantía de 20 euros (25 para los de Secundaria).

En las últimas semanas, el ayuntamiento de Huesca ha acometido cerca de un centenar de trabajos de mantenimiento en los colegios públicos de la ciudad para su puesta a punto. Entre los trabajos que se han realizado destacaban la reparación del alero de la cubierta del porche del colegio Sancho Ramírez y la pavimentación del acceso a la zona de infantil del colegio Alcoraz desde la calle Albelda. Además, también han pintado aulas y pasillos y se han reparado filtraciones, inodoros, grifería, radiadores, enchufes, puertas, baldosas, ventanas o persianas, entre otros.

Fuente: RADIO HUESCA

Publicado en GENERAL.